martes, 30 de mayo de 2017

¿Cómo sucedió? ¿Cómo no me di cuenta? Ahora que lo escribo pudo verlo todo. Las señales estaban todas ahí, invadían el aire, tenía que empujarlas con las manos para poder atravesar el lugar. Moverlas para llelegar de la sala al cuarto y del cuarto a la cocina, y cuando a uno se le antojara regresar a cualquier espacio de este diminuto departamento, todo ya se había agolpado de nuevo, pero crecía más rápido y con mayor violencia. El aire era pesado. Cuando dormía, si era posible, podía sentir una opresión en el pecho. Es el calor, pesnaba yo. Es el trabajo. Es que han pasado muchos días sin que escriba nada que valga la pena y cuando eso me pasa comienzo a sentirme medio muerta por dentro.
Pero ahora que lo pienso, recuerdo perfectamente cómo sucedieron las cosas ayer. Fueron nuestras invisibilidades las que me llevaron a ese lugar para hablarte, las pequeñas muertes, la sucesión de pequeñas muertes, las cosas que no dijimos, las cosas que no supimos decir, los sentimientos que estaban ahí pero no supimos conjurar.
No fue una suma de cosas, fue el espacio entre esas cosas.
No fueron las cosas que perdimos, fue no saber que las estábamos perdiendo.

miércoles, 17 de mayo de 2017

No sé, quizás algún día cuando ya no te quiera, cuando deje de desear volver atrás, cuando la frustración no me busque, te diré que te quise cómo a nadie y para siempre. Aunque ese siempre si tuviese un final.

viernes, 28 de abril de 2017

Nunca podría odiarte por marcharte, porque un día, sin avisar, me salvaste. Y esas son las cosas que nunca se olvidan.

viernes, 24 de marzo de 2017

Que maravilla es sentir que tengo un corazón que cruzaría el mundo por alguien, que se alegra con la dicha de otros, que sufre por la pérdida, incluso duele en las ausencias, que vive todos los días, que ama y que sabe que los latidos se congelarían si no sintiera lo suficiente.

miércoles, 15 de febrero de 2017

Y eso es exactamente lo que pasa, cuando sólo queda uno de los dos sosteniendo el amor, que al final, tras tanta decepción, por suerte, acaba cediendo el amor propio.

miércoles, 8 de febrero de 2017

A veces, el paso más grande hacia la felicidad es liberarse de esa atadura emocional que nos detiene.

sábado, 24 de diciembre de 2016

¿Deberíamos tener una manual de noviazgos para que no haya tantos fracasos? Más bien, deberíamos de conocer bien a las personas, así nos daríamos cuenta si nos van a querer en las malas y no solo en las buenas, deberíamos dejar de tener tantas decepciones y ser felices. Deberíamos de dar lo mejor de nosotros, sin miedos, amarnos y respetarnos diariamente. Pero sobretodo, amarnos todos los días, segundo a minuto. 

No tengan miedo y sólo ámense sinceramente.

martes, 20 de diciembre de 2016

No obligues a nadie a quedarse, mejor oblígalos a irse; quien insista en quedarse es quien vale la pena.

-Gabriel García Márquez. 

sábado, 17 de diciembre de 2016

Y si vas a salir de mi vida, sólo te pido una cosa: Una vez que te hayas ido y veas que estoy bien, no te atrevas a volver.

-Mario Benedetti,

martes, 13 de diciembre de 2016

El error es mirar lo de ayer con ojos de hoy, 
querer que las cosas vuelvan a ser igual
cuando tú ya no eres el mismo,
como si se pudieran reciclar los suspiros
o dar un mismo beso por segunda vez.
Los mudos no gritan, los sordos no ven la música,
con las cinco letras que se escribe "tarde"
no puedes escribir "ahora"
El amor que fue, ese ya nunca vuelve.

jueves, 10 de noviembre de 2016

Aprendiste a usar traje y corbata. Aprendiste a usar vestido y zapatos de tacón. Aprendiste a decir "Perdón, Por favor y Gracias." Aprendiste, más adelante, a expresarlos sin sentirlos. Aprendiste a nunca conformarte con el dinero que ganas. Y así aprendiste a ser conformista para ganarla, metiéndote en una oficina a trabajar más horas de las que vives.
Aprendiste a mentir, y a tenerle miedo a la verdad. Aprendiste a ser educado, correcto, formal. Aprendiste a masticar con la boca cerrada y el perfecto uso de los cubiertos. Aprendiste a mantener el control. Te olvidaste de que, a veces, se llega más lejos cuando el control se pierde. Aprendiste a desconfiar de las personas, aprendiste a usarlas. Aprendiste a querer a alguien que no te quiere, y a despreciar al que si lo hace.
Nadie te enseñó a llorar, te salió solo. Pero aprendiste a tragarte hasta la última lágrima. Por orgullo, por vergüenza, por idiota.
Aprendiste que los amigos son importantes, y que siempre están. También aprendiste a cambiarlos por el amor de turno. Quizás te llegó el mensaje de las sociedad que está mal visto estar solo. Aprendiste que estar solo es tomado como un fracaso directamente proporcional a los años que tienes. 
Aprendiste a usar máscaras. No te diste cuenta de que incluso con una máscara puesta todo el día, se te siguen viendo los ojos, y en lo ojos, está el alma.
Aprendiste a sumar, a restar, un poco a dividir: Lo tuyo es tuyo, lo mío es mío, y los que no tienen que repartir, que se jodan.
Aprendiste a decir que si por compromiso. Aprendiste a ver el resultado y no el esfuerzo. Aprendiste la resignación, el hastío y la comodidad. Aprendiste a drogarte y emborracharte para escapar de todo lo que aprendiste.
Aprendiste a dormir mal, a comer mal, a sentirte vacío. Aprendiste a no saber por qué. Aprendiste a taparlo con cualquier cosa. Aprendiste también que no se tapa.
Aprendiste a intentar cumplir las expectativas de los otros.
Tira los manuales de "Las cosas que tengo que hacer según  este mundo". Los tomos que tengas, de verdad, no hacen falta. Sácate ese traje y la corbata. Sácate el vestido y los tacones. Quema la máscara y te invito que aprendas a reinventarte.

lunes, 7 de noviembre de 2016

No le dije nada porque, ¿qué se le dice a alguien que se va y te deja tan desordenado el corazón?

jueves, 3 de noviembre de 2016

Todo el tiempo estoy sintiendo que se me acaba el tiempo, no sé para qué, pero se me acaba el tiempo.

martes, 18 de octubre de 2016

Por suerte, existes,

Y por suerte también,
no solo existes, 
sino que te colocas aquí,
justo al lado de todo lo que está lejos
para estar cerca.

Y por suerte, aún más,
no sólo existes
y te colocas ahí, 
sino que es en ese exacto lugar
en el que me haces creer
que merezco habitarlo,
conocer rincones que lo atajan
y saber mirarte también 
cuando cierro los ojos.

Como un sueño.

Como el sueño que aparece
en el momento preciso
en el lugar que tú ocupas.

-Elvira Sastre

jueves, 6 de octubre de 2016

Los días que no me habla, cuando no contesta, los mensajes, esos días que no me busca, o que parece que soy invisible, a esos días les llamo: Infierno.

jueves, 29 de septiembre de 2016

Siempre me han perseguido las nostalgias, y no sabía como desprenderme de esas nostalgias para poder vivir tranquilamente. Aún no he aprendido y sospecho que nunca aprenderé, pero al menos ya sé algo valioso: Es imposible despedirme de las nostalgias por que es imposible desprenderse de la memoria.

miércoles, 28 de septiembre de 2016

Los capítulos próximos serán duros, pero vamos a seguir juntos. Tú lo sabes y yo lo sé.

sábado, 6 de agosto de 2016

Nos convencemos a nosotros mismos de que la vida será mejor después de casarnos, después de tener un hijo y entonces después de tener otro. Entonces nos sentimos frustrados porque los hijos no son lo suficientemente grandes y que seremos más felices cuando lo sean. Después de eso nos frustramos porque son adolescentes (difíciles de tratar). Ciertamente seremos más felices cuando salgan de esta etapa. Nos decimos que nuestra vida estará completa cuando a nuestro esposo (a) le vaya mejor, cuando tengamos un mejor carro o una mejor casa, cuando nos podamos ir de vacaciones, cuando estemos retirados. La verdad es que no hay mejor momento para ser felices que ahora. Si no es ahora, ¿cuándo? Tu vida estará siempre llena de retos. Es mejor admitirlo y decidir ser felices de todas formas. Una de mis frases: “Por largo tiempo me parecía que la vida estaba a punto de comenzar. La vida de verdad. Pero siempre había algún obstáculo en el camino, algo que resolver primero, algún asunto sin terminar, tiempo por pasar, una deuda que pagar. Sólo entonces la vida comenzaría. Hasta que me di cuenta que esos obstáculos eran mi vida”. Esta perspectiva me ha ayudado a ver que no hay un camino a la felicidad. La felicidad “es” el camino; así que atesora cada momento que tienes y atesóralo más cuando lo compartiste con alguien especial, lo suficientemente especial para compartir tu tiempo y recuerda que el tiempo no espera por nadie, así que deja de esperar hasta que bajes cinco kilos, hasta que te cases, hasta que te divorcies, hasta el viernes por la noche, hasta el domingo por la mañana, hasta la primavera, el verano, el otoño o el invierno o hasta que te mueras, para decidir que no hay mejor momento que éste para ser feliz. La felicidad es un trayecto, no un destino.


-Eduardo Galeano

lunes, 1 de agosto de 2016

Las palabras que más duelen son provenientes de aquellos que prometieron no decírtelas nunca.

domingo, 22 de marzo de 2015

 El amor sólo da de sí y nada recibe sino de sí mismo.
El amor no posee, y no quiere ser poseído.
Porque al amor le basta con el amor.

-Khalil Gibran.

jueves, 5 de febrero de 2015

Quizá un día me arrepienta de lo que ahora mismo estoy haciendo pero ese día no será hoy, ni ese hoy está cerca de mi hoy, pues después de verlo todo tan claro y luminoso ¿quién quiere volver a estar ciego?

miércoles, 31 de diciembre de 2014

Se eliges estar conmigo tienes que saber que los domingos son mis peores días, tienes que saber que mi autoestima sube y baja muy a menudo y que una simple palabra me puede hundir. Tampoco tienes que olvidar que lloro fácilmente, que me río por todo y que no me gusta salir con las demás chicas. Recuerda también que tengo miedo enamorarme, no quiero hacerme daño. Si después de saber esto y descubrir mis otros defectos, te has fijado en mis virtudes, bienvenido a mi vida.

viernes, 21 de noviembre de 2014

Me sorprendió un día con un te quiero. Tuve un momento de vacilación, no me lo esperaba. Llevábamos poco tiempo juntos y soy de las que no dicen las cosas que no sienten. 
Le contesté: Gracias.

Lo sé, suena mal. Pero esperen, aún no me odien. Antes de juzgarme déjenme explicarles. Definitivamente un yo también estaba fuera de mis opciones. ¿Qué es un yo también?
Un yo también es una respuesta automática. Es como un "yo no fui" al romperse algo cuando éramos pequeños. Un yo también no era suficiente para expresar lo que yo quería que él entendiera. Yo necesitaba decirle gracias, un gracias de verdad. Un gracias por despertarme cada día con unas intensas ganas de vivirlo. Un gracias por las sonrisas que me provoca cuando me mira de esa forma que no sabría describir. Debía responder un gracias por todas las mariposas que revolotean en mi estómago y las mejillas rojas cuando me dice cosas tan bonitas que me provoca ocultar el rostro. Un gracias por entenderme o, al menos, intentarlo (soy terriblemente complicada). Un gracias por los mensajes de buenas noches deseándome dulces sueños. Un gracias por los besos que derriten el hielo que me queda en el corazón. Un gracias por los detalles, por las caricias, por las canciones, por las bromas, por la confianza. Gracias por quererme, porque nunca nadie me ha hecho sentir tan querida. Así que sí, yo también, pero no, no me sirve, él sabe que lo quiero y cada vez lo quiero más. 


Principalmente, gracias.

sábado, 15 de noviembre de 2014

Pero, en definitiva, ¿Qué es Lo Nuestro? 
Por ahora, al menos, es una especie de complicidad frente a otros, un secreto compartido, un pacto unilateral. Naturalmente, esto no es una aventura, ni un programa ni menos un noviazgo. Sin embargo, es algo más que una amistad. Lo peor (¿o lo mejor?) es que ella se encuentra muy cómoda en esta indefinición. Me habla con toda confianza, con todo humor, creo que hasta con cariño.

-La Tregua, Mario Benedetti,

domingo, 5 de octubre de 2014

Dicen que el silencio también es una respuesta; una que puede ser el rescate de una sonrisa olvidada, o la causante de una muerte del alma. Porque en ocasiones, el silencio lo dice todo.

lunes, 23 de junio de 2014

Tenemos que obligar a la realidad a que responda a nuestros sueños, hay que seguir soñando hasta abolir la falsa frontera entre lo ilusorio y lo tangible, hasta realizarnos y descubrir que el paraíso perdido está ahí, a la vuelta de todas las esquinas.

– Julio Cortázar.

domingo, 15 de junio de 2014

Y no sé, quizás necesitamos a alguien que nos haga ver que en los domingos no estamos solos, y que los lunes no son tan malos como parecen.

jueves, 12 de junio de 2014

Pienso en ti, a veces, cuando piso los lugares que solíamos pisar juntos. Y ya, lo dejo todo ahí. No recuerdo, no me quedo, no camino más despacio. Y sonrío, pero no porque aún te quiera de esa manera, es sólo la sensación de desear que te esté yendo bonito.

domingo, 8 de junio de 2014

No es tan sencillo como creen. Intentarlo de nuevo después de todas las veces que el corazón se nos ha roto en cachitos y escuchar a todo el mundo decir que ya pasará, y que la esperanza es lo último que muere. Pero uno también muere cuando se queda esperando. Y eso es algo que a la larga resulta ser mucho peor. La gente se vuelve loca cuando no hay a quién amar, se los juro, andan por ahí con el deseo de encontrar a la persona indicada como si su propia compañía nunca fuera suficiente. Y la verdad es muy triste. ¿Cómo pretenden amar si no saben estar solos? Porque vamos, el amor siempre termina y ante eso ya no hay mucho que alegar, pero es parte de la guerra, es parte del encanto. Hay que querer bonito, hay que querer muy bonito, como si siempre al querer lo hagamos para nosotros. Así, sin pensar en lastimarnos.

domingo, 18 de mayo de 2014


Mereces un amor que te quiera despeinada, con todo y las razones que te levantan de prisa, con todo y los demonios que no te dejan dormir. Mereces un amor que te haga sentir segura, que pueda comerse al mundo si camina de tu mano, que sienta que tus abrazos van perfectos con su piel. Mereces un amor que quiera bailar contigo, que visite el paraíso cada que mira tus ojos, y que no se aburra nunca de leer tus expresiones. Mereces un amor que te escuche cuando cantas, que te apoye en tus ridículos, que respete que eres libre, que te acompañe en tu vuelo, que no le asuste caer. Mereces un amor que se lleve las mentiras, que te traiga la ilusión, el café y la poesía.

martes, 6 de mayo de 2014

Guardé piezas de mí por tanto tiempo que olvidé dónde las dejé. Camino a veces incompleta, siento entrar en mí una brisa en el pecho, alguien olvidó cerrar la ventana de este corazón, pero aún está tibio aquí dentro.

miércoles, 30 de abril de 2014

Creo en el amor a primera vista, y a segunda vista, y a todas las vistas posibles. Creo en los abrazos de más de quince segundos y en la primavera que trae consigo una nota de voz. Creo en las ojeras, en las curvas preciosas, en la fiebre del momento. Creo en los nervios de la primera cita, la emoción de la segunda, y la felicidad de todas las restantes. Creo en las promesas como palabras de amor y en los garabatos al final del cuaderno. Creo en los detalles, no en los regalos de aniversario. Creo en los errores, no en las justificaciones. Creo en las despedidas, pero nunca en los regresos. Creo en la libertad y la opción de compartirla, no creo en la pertenencia. Creo en la confianza y en los motivos para perderla. Creo en la valentía del insomnio, en lo agradable del sueño, en las razones para no querer dormir. Creo en la conquista por una sola persona, no creo en el cariño compartido. Creo en las canciones cuando uno está enamorado y en el desprecio cuando todo terminó. Creo en los ataques de risa, en el arte de besar, en la magia de un helado entre los dos. Creo en los finales como parte de la historia y en la desaparición de todos los fantasmas. Creo en la desilusión de haber querido de más, pero sobre todo, en las ganas de empezar todo de nuevo.

jueves, 10 de abril de 2014

No hay nada nuevo en extrañarte, en ver lo que haces o dejas de hacer sin mí. Hay lápices que han muerto de aburrimiento al descubrirnos. Somos tristes y monótonos como un blues sin letra.

-Edel Juárez.

viernes, 4 de abril de 2014

Lo bueno de conocer gente nueva es que puedes conocer cualquier otro mundo que te haga descubrir y sentir cosas distintas, que te permita en cierto modo, ser otro y quizá con suerte o sin ella, descubrir otro lado de ti. 

miércoles, 19 de marzo de 2014

Pensaba que el peor sentimiento del mundo era perder a alguien que amas, pero estaba equivocada. El peor sentimiento, es cuando te pierdes a ti mismo.

lunes, 17 de marzo de 2014

Hay personas que creen que la mejor manera de demostrar el amor es a través de 18 quilates de oro. Pero cuando los años pasan, cuando lo único que queda son ausencias, cuando encuentras cosas olvidadas en el armario y lloras desde los ojos tus propios diamantes, comprendes que los recuerdos son los tesoros de amor más grandes.

domingo, 16 de marzo de 2014

Y entonces entiendes que las mejores vistas se tienen al lado de la persona que, al verte las cicatrices, sonríe y se acerca un poco más.

martes, 11 de marzo de 2014


I will follow you in the dark.


Quizás piensas que has vivido demasiado, pero demasiado jamás es suficiente. Las personas se van, pero se quedan las heridas que nos dejan. Y uno avanza como intentando que todo sea como antes, respirando porque es la única manera de sentir que todavía queda espacio para algo. Caminamos, pero seguimos atados a las cosas que creemos olvidar, y sentimos miedo, mucho miedo. Miedo de que se hubieran llevado lo mejor de nosotros, de habernos quedado sólo con los pedazos, pero hasta los pedazos son mejor que nada.